E · ro · ge · nas
Blog

E · ro · ge · nas

El cuerpo es un mundo por descubrir.

Tu cuerpo está cubierto de áreas altamente sensibles que quizás nunca pensaste explorar. Te invitamos a ir más allá de las zonas erógenas convencionales (genitales, pechos) y descubrir otras variantes en las que puedes encontrar mucho placer.

En primer lugar, es importante definir qué es una zona erógena: esos puntos altamente sensibles que pueden llevarte de cero a extremadamente excitad@. Son partes de tu cuerpo sensibles a cualquier estímulo. Es muy importante conocerse a sí mismo, saber lo que te gusta, lo que te excita, para tener una guía más adecuada de lo que te pone caliente.

Para hacer una experiencia inolvidable, toma tu Almost Virgin SX OIL y aventúrate en un nuevo territorio de zonas erógenas.

 

1

El ano

Lo que se siente bien para una persona puede que no excite a la otra, así que juega y explora qué funciona para ti. Para algunas personas, esto significa simplemente acariciar la parte exterior de las nalgas y el borde del ano, para algunas otras personas es lamer. Pruébalo con un poco de SX OIL y descubre lo que te gusta.

 

2

Los pezones

Los pezones son sensibles en todos los cuerpos, algunos más que otros, pero vale la pena jugar con ellos para descubrir si esto te vuelve loco a tu ti o a tu pareja. Mientras que a algunas personas les encanta que les pellizquen y tuerzan el pezón, otras se contentan con un suave roce o lamido.

Tip: Echa bajo tu lengua 2 o 3 sprays de nuestro SPRAY BUCAL 10 minutos antes de un beso en los pezones de tu pareja, disfrutarás de cada textura e irás más allá de las sensaciones.

 

3

El cuero cabelludo

Tu cuero cabelludo tiene miles de pequeñas terminaciones nerviosas, y si alguna vez te han jalado del cabello durante el sexo, sabes que es una zona erógena. Los masajes ligeros también hacen maravillas.

 

4

Las orejas

Las orejas son muy sensibles al tacto porque hay una gran cantidad de receptores sensoriales. Traza ligeramente el contorno de la oreja de tu pareja en forma de C, con las yemas de los dedos cubiertos con SX OIL, mientras se besan. Los besos y mordiscos suaves también pueden provocar fuegos artificiales o incluso intensificar sus orgasmos.

 

5

Los labios

Puede parecer un cliché, pero tus labios (los de tu cara) siempre serán una de las zonas erógenas más calientes para las mujeres. Intenta morderlos, lamerlos, tocarlos, experimentando con diferentes cantidades de presión mientras miras directamente a los ojos de tu pareja.

Tip: Deje que el SPRAY BUCAL gotee sobre tus labios, lame, muerde o invita a alguien a hacerlo.

 

6

El cuello

Tu cuello tiene tantas terminaciones nerviosas que un ligero toque es todo lo que necesitas para volverte loc@. Pídele a tu pareja que pase suavemente las yemas de los dedos, cubiertos de SX OIL, hacia arriba y hacia abajo por tu cuello mientras se besan (o puedes hacerlo sol@) para activar esa concentración de nervios. También puedes morder el cuello de tu pareja en diferentes intensidades para calentar aún más la experiencia.